Historia

Los propietarios estadounidenses de Casa Felipe Flores se enamoraron de México a partir de sus viajes en la década de los 70´s. En un principio compraron la primera de las dos casas adyacentes como residencia de tiempo parcial para pasar las vacaciones y sus años de jubilación. El inmueble le fue adquirido a una familia mexicana que había sido dueña de la casa durante 50 años. La restauración de la casa y la conversión de la parte posterior de la propiedad en un patio, dormitorios y una terraza, requirió de 22 meses, incluyendo el tiempo que se necesitó para la aprobación de los planos por parte del gobierno, y para solicitar y obtener los permisos de construcción. El proyecto se completó a finales de 1993 celebrándolo en las fiestas de fin de año. En Año Nuevo la gran reunión familiar fue sorprendida por el levantamiento zapatista. Años más tarde, después de sus jubilaciones, decidieron tratar de vivir en San Cristóbal seis meses al año. El experimento trajo como resultado aumentar más el tiempo en México y a principios de 1999, la apertura de una posada. Inmediatamente se dieron cuenta de la necesidad de más espacio por lo que adquirieron la propiedad adyacente, en el número 34 de la Calle Felipe Flores. Esta casa se restauró para ser la residencia personal de los propietarios y una de las seis habitaciones del hotel, la cual tiene su propio patio y área para sentarse afuera. De 2001 a 2009 esta habitación estuvo ocupada por ” La Abuela “, la madre de la dueña Nancy Orr.

Dr. José Felipe Flores

Dr. José Felipe Flores

Muchos de nuestros clientes preguntan sobre la antigüedad y piden información histórica relacionada con las dos casas neocoloniales estilo colonial que están en la lista de Monumentos Nacionales del Instituto Nacional de Antropología e Historia. A pesar de los esfuerzos por averiguar la fecha en que se construyeron las casas, hemos encontrado que los archivos del gobierno local no contienen dicha información. A través de pláticas con residentes en San Cristóbal se piensa que las casas fueron construidas en el período comprendido entre 1810 y 1860. Esto las clasifica como construcciones jóvenes en comparación con las construidas en 1528 en la fundación de Ciudad Real, rebautizada San Cristóbal de Las Casas en 1829 en honor al primer obispo de la ciudad, Bartolomé de Las Casas. Fue conocido por su amistad y protección a la población indígena maya. En épocas anteriores a ambas casas, vivió el doctor José Felipe Flores, nativo de San Cristóbal nacido en 1751 y por quien se le da el nombre al hotel. A temprana edad se fue de la ciudad para estudiar medicina en la Universidad Jesuita de San Carlos de Guatemala. Más tarde se convirtió en miembro de la facultad introduciendo la disección, modelos de los órganos humanos y la invención del esqueleto articulado. Fue considerado un héroe ganando mucha fama cuando, durante una epidemia de viruela, salvó con vacunas creadas por él, la vida de miles de guatemaltecos. Estos actos heroicos atrajeron la atención del rey Fernando VII de España quien lo contrató para ser su médico personal. Más tarde, le impidieron regresar a América Central puesto que apoyó a la revolución francesa. El doctor José Felipe Flores, de 73 años murió en Madrid en 1824.

Previous Frame Next Frame